Gorgs de la riera de merles.

Las opciones son varias, nosotros partimos del camping riera de Merlès , pero la excursión se puede plantear de muchas maneras, tantas como las numerosas zonas de baño que hay entre el camping y la carretera C Muchas a juzgar por los estacionamientos improvisados que veremos en la aproximación. Normalmente tendremos agua solo hasta las rodillas. Total es un paseo en ligero descenso de unos 3 Km.

En definitiva esta excursión planificada para un día entero se puede convertir en el día de picnic perfecto, un buen reemplazo a una jornada de playa en verano. Otro muy buena excursión que conozco gracias a deandar. Directorio Guías Guías de montaña Darse de alta como guía. Suscríbete Suscríbete Suscríbete por correo Suscríbete a comentarios Alertas del estado equipamiento.

Entra Crea Cuenta.

Fotohiking

Riera de Merlès Excursión familiar que recorre un corto tramo de la riera de Merlès, espacio de interés natural protegido del Berguedà, en la que buscamos las zonas de baño menos concurridas. Duración 4 h. Desnivel 91 m. Distancia 6 Km.

Riera de Merles, Berga

Indicado No. Circular No. Apunte La riera de Merlès es un espacio de interés natural protegido con una zona especial para la nutria y otras especies autóctonas, indicativo de la calidad de sus aguas y de lo respetuosos que debemos ser los visitantes al internarnos en este delicado ecosistema. El agua es totalmente transparente. El color marrón del fondo es el de la roca.

Nos acercamos por la izquierda al pequeño salto de agua que hay justo en las rocas que se ven en la foto. Por allí pasa un pequeño sendero que conecta con el camino que va hacia el molino de Vilartimó por la orilla izquierda de la Riera de Merlès y que es es camino que seguiremos. Una enorme babosa negra se nos cruza en el camino, pero no tenemos problemas para esquivarla. A los metros pasamos por delante del molino de Vilartimó, que queda abajo a la derecha. Desde aquí hay una buena vista en alto de la riera.

Riera de Merlés

A la vuelta la veremos desde otro punto de vista. Y si el día acompaña, sobre todo en primavera, mucho mejor.

Desde ahí vemos el salto anterior. Un pequeño puente de cemento sobre el salto de agua nos permite cruzar a la otra orilla.

Cómo llegar a la Riera de Merlès

Entre la vegetación de la orilla hay diversos senderos que conducen a otros rincones donde disfrutar de la riera. Abajo se ve lo que podrían ser pilastras que sujetaban una pequeña presa. En uno de los campos por los que pasamos por el camino hay unas vacas pastando tranquilamente. Yo no sé por qué, pero siempre que me encuentro con vacas, aunque vaya en grupo, ellas sólo me miran a mí.

Desde lo alto de la roca podemos ver las sombras de los zapateros que caminan por la superficie del agua. Me llama la atención un arbolito que crece en la roca de la otra orilla, seguramente un junípero.

Debido al contraste de luz y a la textura de la roca cuesta distinguir qué es roca y qué tronco o raíz. Seguimos por el camino de la derecha. Al final de la Gola de les Heures, y como continuación del camino, el llamado Pont de les Bruixes Puente de las Brujas comunica las dos orillas. La erosión de la roca también produce agujeros, que me pregunto cómo se pueden haber formado. En las pozas de la Gola de les Heures el color del agua adquiere un tono verdoso supongo que por la profundidad y por las algas que proliferan en estas aguas tan quietas.

Nos acercamos al puente para fotografiar la Gola de les Heures desde arriba. Primero una toma riera arriba. Y luego otra riera abajo, en la salida de la garganta. Esta foto habría quedado mejor de haber usado un filtro polarizador CPL , aunque a pesar de ello se intuye que la profundidad de esta garganta es notable.

La Riera de Merlès, un paraje natural capaz de embrujarte - Fotohiking

Mientras nos acercamos al sendero que lleva a ese lugar, a nuestra derecha , vemos surgir de la maleza de encima de la otra orilla de la garganta un grupo de cabras. Llegamos a la gran plataforma de roca del otro lado del Pont de les Bruixes. Mientras inspeccionamos el lugar para disfrutar de él, de la soledad y del silencio sólo roto por el ruido del agua, vemos que vienen por el sendero las vacas que vimos pastando antes.

Se acercan a la orilla de la riera a beber. Aquí tuvo que haber una presa de madera en la antigüedad, por la hilera de agujeros que se ven en la roca por delante de las vacas. Al otro lado del puente y en la otra orilla del río, las cabras mordisquean las hojas tiernas de los arbustos.


  • Riera de Merles (Berga) - Qué saber antes de ir - Lo más comentado por la gente - TripAdvisor.
  • contactos mujeres toledo?
  • contactos mujeres para sexo zaragoza;
  • 6 comentarios.

Una vez saciada su sed, las vacas prosiguen su camino y desaparecen tras unos matorrales al final del barranco. Nos acercamos al lugar por donde se han ido las vacas para tener esta vista de la Riera de Merlès. Ésta es una de las principales zonas de baño de la riera en verano. Al fondo a la derecha hay una cascada y por el color del agua en la poza parece haber suficiente profundidad como para que los jóvenes salten desde las rocas de los lados, aunque podrían evitar escribir cosas en las rocas.

Me acerco al lugar donde estaban bebiendo las vacas para tomar esta foto del lugar con el Pont de les Bruixes al fondo, como tomada desde el mismo cauce de la riera. Antes me preguntaba que cómo podía ser que el agua estuviera tan quieta en la Gola de les Heures, y creo que es debido a la profundidad de la garganta, que debe actuar como un gran recipiente que recibe agua por un lado y la desagua por el otro. Aprovechamos la tranquilidad del lugar en verano no creo que haya tanta paz para sentarnos en el suelo, echar un bocado y un trago… del agua que llevamos encima, no de la riera, por si acaso.

Llegó el momento de seguir con nuestro circuito. Volvemos a la Gola de les Heures y nos dirigimos al Pont de les Bruixes para cruzar la Riera de Merlès y seguir por el camino. Este camino al final va a parar a la carretera. Cuando estuve yo, el camino estaba inundado y no era posible seguir sin mojarse, así que tuvimos que acceder a la carretera siguiendo los senderos de paso de los animales entre la maleza. Una vez en la carretera seguimos en dirección norte , remontando la Riera de Merlès.